Opinión sobre Colchones Dormidán: calidad pésima

Escribo este post para poder dejar mi opinión sobre la tienda Colchones Dormidán, ya que no existe ningún sitio para poder hacerlo.

He intentado hacerlo a través de su web, porque a pesar de haber comprado, no es posible, así que entiendo que las opiniones que aparecen ahí son falsas. Tampoco tiene Google My Business ni valoraciones en su Facebook. Se ve que lo tienen “capado” por algún motivo.

El 19 de mayo de 2019 compramos un somier de tipo nido para el cuarto de invitados de nuestra casa en la web de Colchones Dormidán. Específicamente el modelo Kanguro lama haya (completo) 90×180 que nos costó 85,5€ porque estaba rebajado al 50%.

Cuando nos llegó, procedimos a montarlo pero era muy inestable y las patas estaban torcidas hacia dentro, tanto que no cabía la cama de abajo. Pensamos que era un error de fabricación. Se lo comunicamos y nos mandaron unas nuevas patas. Pero cuando nos llegaron y las volvimos a montar, seguía ocurriendo el mismo problema.

colchones dormidán

Pedimos a Colchones Dormidán que queremos devolverlo porque no estamos contentos con la calidad y nos piden fotos y videos para corroborarlo. Se las enviamos.

A lo que nos responden:

“comunicar que ese Kanguro es para uso muy infantil o exporádico de adultos como se indica y se puede apreciar en la estructura, es normal que al “sentarse” con esa forma tan brusca no sea estable, por que no es el uso adecuado,

Si lo desea devolver, debe enviarnoslo a nuestras instalaciones completamente embalado, una vez que nos lo entregue la agencia de transportes y comprobemos su perfecto estado, se le abonará el artículo.”

Nos abonaban el artículo pero teníamos que pagar los gastos de transporte, unos 40€, algo que nos parecía totalmente injusto porque no es porque lo quisiéramos devolver si no porque era pésimo.

En cuanto a que era infantil, no es lo que ponía en la web. En la web ponía que podía ser infantil o esporádico para adultos, justo el uso que queríamos. Pero es que no podía ni apoyarte en la cama sin marearte. En el siguiente video, una persona de peso medio se tumba en la cama.

Entonces nos dicen que por ese precio, que qué esperamos. Le contamos que habíamos comprado uno en ikea por 90€, y que era mucho mejor. (Si no lo compramos ahí es porque ya no lo venden.) Pero es que su argumento tampoco es válido, porque estaba rebajado al 50%. Por lo tanto, por el precio supuestamente real no era bajo. Aparte de que no tenemos por qué entender que por “x” precio la cama va a ser tan mala. Es que ni regalada.

A partir de ese momento empezamos una conversación en bucle, infinita, por correos y por teléfono y seguían sin entrar en razón, que si hablamos comprado el producto equivocado era nuestra culpa. Pero claro, nos equivocamos porque la información de las características de la web era falsa.

En fin, no recomendamos nada de nada la compra en Colchones Dormidán por la mala calidad del producto que compramos y la pésima atención al cliente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.